Gasolineras por el mundo. Patagonia Argentina

En un viaje reciente por Argentina, enfrente del hotel me encontré con una estación de servicio en reforma.

Y la curiosidad pudo sobre todo…

La instalación contaba con dos zonas de repostamiento; la delantera en marcha y la trasera en obra. Las reformas con las instalaciones abiertas están en todas partes.

Había enterrados al menos tres nuevos depósitos de combustible de 30.000 litros y para mí de simple pared y con una única boca de hombre. Reconozco mi desconocimiento completo de la normativa argentina del sector, pero a los ojos de quien lleva muchos años en este campo es curiosa la instalación y quiero compartirla.

De las bocas de hombre sale una única tubería de polietileno, que será la de impulsión del combustible. Es curioso que no es de doble pared todavía, tal y como se obligaría en nuestro país. Su trazado debe de llevar una muy controlada pendiente ascendente, estando apoyada sobre peanas de bloques de hormigón, cada metro.

Hasta ahí todo como muy normal. Pero sobre la generatriz superior de cada depósito se disponen al menos cuatro tubuladuras más; sin poder fisgar más que de tapadillo,  dos se rematan en una boca de carga antiderrame y las otras dos con tapas roscadas, y curiosamente parecen del mismo diámetro. 

Sugiero que las tubuladuras rematadas en boca antiderrame pueden ser utilizadas para la descarga del combustible y recuperación de gases. Teniendo las descargas en vertical, tampoco se necesita un mayor de diámetro que 2”,  para realizar la operación de forma incluso más rápida que nosotros con 4” y 5% de pendiente.

Los otros dos tubos bien pudieran ser para la varilla manual de medición uno y para sondas de nivel la otra.

También se ve una tubería de acero encintada que se dispone junto a uno de estos tubos al objeto de permitir llegar eléctricamente la información a la consola del edificio.

De esta forma la boca de hombre del tanque supongo que solo dispone de la bomba sumergida de impulsión de carburante, asegurando la no existencia de ningún tipo de gases.   

La recuperación de gases Fase II parece que allí todavía no se contempla, pues no se observa rastro de ella.

En la zona de surtidores de la foto anterior se vislumbra entre las dos arquetas de polietileno prefabricadas una arqueta prefabricada metálica en la que entran y salen las tuberías de acero encintada que llevarán los cables de comunicación y de maniobra al cuadro y la canalización eléctrica a las bombas de impulsión.

Había operarios trabajando y no quise ni molestar, ni mosquear con visitas inesperadas, así que abandoné la zona con alguna dudas…

Elisardo Pardos Sancho

Related Posts

Leave a Reply

Estamos utilizando cookies para darle la mejor experiencia. Puede encontrar más información sobre qué cookies estamos usando en Ajustes.
AcceptPrivacy Settings

GDPR

  • Sample

Sample